Prólogo y epílogo: Importancia de su uso en novelas

El prólogo literario es un texto que contiene una breve introducción del tema y que puedes encontrar en las principales páginas de una obra literaria. En cambio, si el texto se encuentra al final de la obra, es llamado epílogo.

El prólogo es conocido como una explicación que tiene la función de aumentar el interés del lector, a su vez, hace una pequeña presentación del autor de la novela. Los epílogos se encuentran al final de la novela de manera que sirvan como conclusión, pueden ser comentarios o reflexiones para culminar la novela. 

Como toda obra literaria, una novela necesita de servicios profesionales que sean capaces realizar una correcta revisión, y así asegurar que todo esté en óptimas condiciones para ser publicada.

¿Qué es un prólogo y epílogo?

El prólogo se puede definir como un texto o escrito resumido que se utiliza para orientar al lector. Puede servir como justificación del por qué se escribió la novela. Dentro del prólogo se puede encontrar el motivo y la inspiración que llevó al escritor a crear dicha novela. También, en el prólogo puede haber una comparación con otras novelas o autores.

En el prólogo de novelas de amor encontrarás ciertos aspectos relevantes que captan la atención del lector. Además, el prólogo contiene información que servirá de orientación, ya que brinda palabras claves que ayudarán a interpretar mejor la novela.

El epílogo es un texto que se encuentra en la parte final de un libro o novela. Su uso es opcional y tiene como función narrar hechos que ocurren una vez terminada la novela, por ejemplo, el destino de sus protagonistas. El epílogo es un texto con la información que le dará el cierre a la novela.

El epílogo se caracteriza por ser un capítulo extra donde se revela cierta información que no se observó durante la novela.

Función del prólogo y epílogo

La principal función del prólogo es aportar información adicional, el texto deber ser claro y preciso para que ayude a comprender los momentos más difíciles o complicados del contenido de la novela. El prólogo se lee por separado antes de leer la novela, ya que contiene información extra.

El prólogo contiene datos e información sobre el autor, por ejemplo, sus cualidades. Además, explica el por qué se escribió la novela y para qué.

El prólogo puede tener muchas funciones, en algunos casos la función es comparar la novela con otras ya escritas y describir sus diferencias.

Los epílogos de libros o novelas tienen muchas funciones, entre ellas, presentar nuevas escenas relacionadas con la trama de la novela. También, se utiliza para introducir una secuela.

Un epílogo puede servir para explicar algún desenlace difuso, y los hechos pueden transcurrir en un tiempo después de los que corresponden a la novela, por ejemplo, puede hablar sobre el futuro de ciertos personajes de la novela.

En ocasiones el autor utiliza el epílogo para que el protagonista de la novela pueda hablar sobre un tema en específico. También, el epílogo puede ser la continuación de la novela o puede tratarse de un tema diferente a la historia.

Prólogo y Epílogo

¿Dónde debe ir el prólogo y epílogo?

El prólogo se ubica en las primeras hojas de una novela, específicamente en los documentos preliminares. Usualmente, se encuentra detrás del índice. El prólogo nunca debe ir después del comienzo del texto de la novela.

El epílogo siempre va en la parte final de la novela, en las últimas páginas. Se caracteriza por ser la última parte de la novela y suele estar desligada de las partes anteriores.

En el epílogo se encuentran hechos que están relacionados con el tema principal. Hoy en día es posible encontrar ejemplos de epílogos en internet que ayudan a comprender mejor su estructura y a conocer cuál es la manera correcta de realizarlo.

¿Como se hace un prólogo?

Es muy importante saber que los prólogos de libros o novelas deben ser elaborados una vez se haya terminado de escribir la obra literaria. De esta manera, el autor podrá seleccionar los aspectos relevantes de dicha novela para colocarlos en el prólogo. Así, se logrará obtener información que pueda interesar y persuadir al lector.

Si la novela está reimpresa es posible que tenga varios prólogos.

Consejos para realizar un prólogo

En el momento de realizar un prólogo es fundamental tener en cuenta las características que debe contener el mismo, ya que estas son las que le darán sentido.

Una de las características más resaltantes del prólogo es su objetividad, debe ser preciso para que la persona que esté leyendo pueda tener una idea de lo que va a encontrar a lo largo de la novela. Otra característica muy importante, es la breve presentación del autor en el prólogo.

Actualmente, puedes encontrar en internet múltiples ejemplos de prólogos de novelas que te servirán de mucha ayuda para comprender cómo es la manera correcta de realizar un prólogo.

¿Quién escribe un prólogo?

El prólogo de una novela es escrito por su mismo autor o por otra persona. El autor de la novela o la editorial son los encargados de elegir quién va a ser el escritor del prólogo.

Cuando el prólogo lo escribe el mismo autor, suele llevar detalles sobre la elaboración de dicha novela. Cuando otro autor lo escribe, contiene una presentación del autor de la novela, además, se coloca una breve reseña o crítica referente a la novela.

El prólogo es opcional, existen muchos libros y novelas que no tienen prólogo.

Características de un epílogo

Dentro de las características más resaltantes de un epílogo se pueden destacar:

  • Es un escrito extra que reúne datos relevantes de una novela.
  • Incluye información que se ha omitido en el desarrollo de la novela y que tienen una relación con la misma.
  • Ofrece datos ocurridos después del final de la novela.
  • Puede contener una explicación desde otra perspectiva de algún hecho durante la novela.
  • Sirve como conclusión de un tema extenso.
  • Se encuentra al final de la novela, de manera que concluye la obra.
  • Puede ser escrito por una o más personas.
  • Se utiliza para revelar el destino de los personajes principales. 

Quizás te pueda interesar: “Sinopsis: ¿Cómo redactarla? Aspectos importantes”.

Sinopsis: ¿Cómo redactarla? Aspectos importantes

La sinopsis puede lograr que una persona esté interesada en continuar leyendo un tema en específico, debido a que es un resumen a nivel general. En este resumen se colocan datos emocionantes que produzcan intriga o curiosidad y se evita colocar los detalles que no sean relevantes.

¿Qué es una sinopsis?

Se puede definir como el resumen del contenido de un libro, una obra, etc. Este resumen tiene como función, atrapar al lector a través de una explicación breve. Quien lee una sinopsis tendrá una idea de lo que va a suceder en ese libro o en esa obra, también, podrá conocer cuáles son los personajes principales.

La sinopsis de un libro se ubica en sus páginas principales, la de una película se puede encontrar en la caja o estuche donde venga guardada. En cuanto a la sinopsis de un teatro o del cine, se puede encontrar en una cartelera o en forma de folleto.

¿Cuáles son los tipos de sinopsis?

No hay una manera correcta de realizar una sinopsis, por lo tanto, se pueden clasificar en:

Argumentales

La finalidad de la sinopsis argumental es que la obra sea publicada o exhibida. Suelen ser bastante largas y están dirigidas a personas específicas, por ejemplo, productores y publicistas.

Comerciales

Están elaboradas para el público en general, por ejemplo, aquellas que están en las cubiertas de los DVD o las que aparecen en Netflix. Este tipo de sinopsis no es un resumen de la historia, la sinopsis comercial es muy limitada en cuanto a información, debido a que así puede ser más interesante.

Características

  • Contiene momentos importantes de la historia, también, los personajes principales.
  • Normalmente, está escrita en tercera persona, el texto debe ser en voz activa y se coloca los verbos en presente.
  • No incluye críticas positivas ni negativas.
  • El significado de la sinopsis es un breve resumen sobre lo que va a suceder en un tema en específico.
  • La manera en la que está escrita debe ser precisa y muy clara.
  • Ronda las 1200 palabras y entre ellas no debe haber diálogos de conversación.
Libros Abiertos Sinopsis

¿Cuál es la función de una sinopsis?

La función general es dar a conocer un tema a través de un resumen que está elaborado para llamar la atención y causar interés en las personas. Una sinopsis puede ser la clave para que la persona decida leer un libro o ver una película.

La función de la sinopsis es dar a conocer y presentar la obra con la finalidad de hacerle publicidad. De igual manera, esta será de forma resumida y contendrá información relevante, por ejemplo, los protagonistas de la obra.

Una buena sinopsis puede hacer que la obra o el libro sean exitosos, debido a que está creada con la intención de atraer personas que consuman el contenido.

¿Qué debe contener una sinopsis?

Dentro de los elementos que debe contener una sinopsis que sea atractiva para el público, podemos destacar: los protagonistas de la obra o película, época o año, objetivo del protagonista, los problemas que se le presentan a estos e información de los primeros capítulos. En caso de que esta sea argumental puede añadirse el final, pero si es comercial, se debe evitar.

¿cuántas páginas o palabras debe tener una sinopsis?

Esto va a depender de el público a quien será dirigido, por ejemplo, una sinopsis argumental puede tener entre 500 y 1200 palabras, máximo 3 páginas, pero si es una sinopsis comercial, esta debe ser corta, una página como máximo. Sin embargo, no hay una cantidad de palabras establecida para elaborarla. Lo ideal es que no sea tan extensa, y así no ser tan específica, ya que el objetivo es guardar los mejores detalles para el final.

Aspectos importantes para redactar una sinopsis

Es fundamental conocer cuáles son los aspectos que hay que considerar para saber cómo hacer una sinopsis exitosa.

  • Se trata de hacer un resumen de todo el contenido en unas pocas líneas, de ahí radica la importancia y la complejidad.
  • Debes Insinuar lo que va a suceder sin dar muchos detalles, así lograrás captar la atención del lector. El escrito debe tener como objetivo que el lector desee seguir leyendo.
  • Ser lo más breve posible cuando se está haciendo el resumen, la clave de una buena sinopsis es su contenido explícito de fácil lectura.
  • Evita colocar información relevante de la historia, por ejemplo, el final o la solución del problema. El objetivo es crear curiosidad en las personas, no contarles todo en un resumen.
  • No debe contener errores ortográficos o gramaticales, por lo tanto, debes revisar la sinopsis varias veces. También, puedes contratar servicios profesionales, por ejemplo, que sean para corrección de textos literarios, y así optimizar el escrito.
  • Evita colocar frases de difícil lectura o que contengan palabras complicadas. Lo ideal es que a simple vista se pueda comprender lo que se quiere decir.
  • Se debe especificar qué tipo de libro o película es, por ejemplo, género de terror, ficción, romance, entre otros.
  • Una vez finalizada la sinopsis, hazla llegar a varios lectores para que te den su opinión. A través de ellos, podrás saber si esta es llamativa o no.

Errores que debes evitar al redactar una sinopsis

Cuando se escribe una un resumen de la historia se debe evitar a toda costa colocar lo que va a suceder al final, o en medio del libro o película. Para que pueda llamar la atención, debe existir la intriga, si cuentas demás, las personas perderán el interés porque ya sabrán lo que va a suceder. Mientras más corta y clara sea la sinopsis, mucho mejor. De igual forma, en el resumen debe haber ciertas cosas relevantes que harán que el lector siga leyendo el resumen.

Otro error que suelen cometer al escribir una sinopsis, es colocar los únicos detalles interesantes que van a ocurrir durante la película, obra o libro. En este caso la sinopsis queda bastante llamativa y las personas continúan leyendo, pero no encuentran otro evento importante y terminan abandonando la lectura. Todo lo que se vaya a colocar debe tener continuidad y relevancia a lo largo de la historia.

Corrección de textos literarios y no literarios: ortográficos y de estilo

A través de la corrección de textos literarios, podemos asegurar que nuestro escrito está en óptimas condiciones para ser publicado. Es muy importante someter el escrito a una corrección literaria, ya que funciona como un control de calidad. Sin embargo, el autor no será la persona adecuada para corregir su propio texto, debido a que conoce a la perfección su significado y es muy probable que no se percate de los errores que está cometiendo. Por lo tanto, es recomendable contratar a un profesional que pueda realizar estas correcciones.  

Nunca se debe realizar una corrección ortográfica de textos en el corrector de Word. Estos correctores informáticos no son muy confiables, ya que en la mayoría de los casos pasan por alto, ciertos errores. Por ejemplo, palabras que tengan diferentes significados, pero estén bien escritas.  

La corrección literaria de un texto es un factor fundamental en la escritura, nos asegura que el texto es de excelente calidad para ser publicado en una editorial.  

¿Qué es un texto literario?

Un texto literario es un escrito que es expresado en un lenguaje estético, tiene como objetivo cautivar al lector y transmitir un mensaje reflexivo. Su principal característica es el lenguaje especial, que aporte encanto al texto y logre influir en sus lectores. Por ejemplo, un poema, un cuento o la narración de una obra. Además, es importante mencionar que existen diferencias entre textos literarios y textos no literarios.

El texto no literario, por el contrario, es un texto netamente informativo que se caracteriza por ser muy preciso. Este tipo de texto no pone atención a la belleza del texto, su finalidad es que el lector se instruya y obtenga la información que necesita. Algunos ejemplos de este tipo de texto pueden ser: una receta, una noticia, algún informe, entre otros.

¿Cuáles son los tipos de textos literarios?

Los tipos de textos literarios son clasificados según el método de producir un efecto estético o lúdico al lector. Pueden ser: textos narrativos, líricos, dramáticos y de ensayo.

  • Narrativo: con este tipo de textos se busca narrar hechos de personajes en forma de prosa, por ejemplo, novelas, narraciones de historias reales o cuentos.
  • Lírico: a través de este tipo de texto se logra expresar sentimientos y emociones, por ejemplo, los poemas.
  • Dramáticos: también llamados textos de teatro, son aquellos que representan diálogos y están destinados al cine, teatro y televisión.
  • Texto de ensayo: este tipo de texto tiene como finalidad dar varios puntos de vista a través de la reflexión de un tema, en lugar de comprobar una teoría.

¿Cuáles son las características de un texto literario?

Dentro de las características más resaltantes de un texto literario tenemos:

  • Procura captar la atención del lector a través de un lenguaje estético y creativo.  
  • No es práctico y tampoco tiene utilidad inmediata como en el caso del texto no literario.
  • La manera de emplear el lenguaje es poco común y bastante artístico.
  • Pueden ser relatos ficticios, novedosos o imposibles, pero muy originales.
  • Puede expresar contenido profundo y subjetivo.
  • La lectura del texto literario es gratuita.
  • Imitan la realidad y la utilizan como material para el texto.
  • Busca las palabras más adecuadas para lo que se quiere expresar.
  • Su objetivo es dejar un mensaje al lector.

¿Qué es un comentario de texto literario?

Mediante el comentario de los textos literarios se puede llegar a conocer profundamente un tema en específico. El comentario de texto permite realizar un análisis y una lectura muy detallada de la obra literaria que se esté leyendo. De esta forma, se podrá entender de manera más exhaustiva la información que se quiere transmitir.

Para poner en práctica el comentario de texto, puedes buscar algunos ejemplos de textos literarios, y así realizar varios análisis para aprender a comprender mucho mejor y a mayor profundidad un escrito.

Corrección de Textos

Tipos de corrección de textos literarios

Existen dos tipos de corrección: ortotipográfica y de estilo. La corrección de estilo es muy recomendable y la corrección ortotipográfica es imprescindible para un escrito. Ambas correcciones forman parte del asesoramiento lingüístico que debe llevar un texto para que se pueda publicar un libro.  

La corrección de estilo

Se encarga de facilitar la lectura del texto, a la misma vez, se asegura de que sea comprensible para el lector. También, elimina cualquier tipo de muletilla que pueda tener el autor y aumenta la riqueza léxica. Conserva la voz del autor al mismo tiempo que adecua el contenido y hace que el texto suene genuino. Además, la corrección de estilo asegura que lo que se quiere decir, sea entendible en diferentes países. Un corrector de estilo nunca cambia la forma de escribir del autor, por el contrario, cambia su estilo de escritura.

La corrección de pruebas u ortotipográfica

El corrector tipográfico se encarga de revisar la tipografía en busca de errores con el uso de las letras cursivas, erratas, signos de puntuación, entre otros. Además, este profesional se dedica a corregir los errores ortográficos. El profesional que se dedique a realizar esta corrección debe ser una persona distinta a la que realice la corrección de estilo, se requiere una persona distinta para cada tipo de corrección.

Importancia de la corrección de textos literarios

Un corrector de textos es un profesional de la edición dedicado a revisar y corregir los textos en las diversas etapas del proceso editorial. Su objetivo es velar porque el texto sea inteligible en todos los aspectos antes de ser publicado. Además, la corrección de textos literarios permite detectar y corregir los errores cometidos en futuras oportunidades.

Estos servicios los ofrece una agencia literaria de corrección de textos, el precio de las correcciones dependerá de cuántas palabras tiene un libro. Se presupuesta por matrices (caracteres más espacios) y no por páginas, ya que es una forma más exacta de calcular la extensión del texto.La corrección de un texto propio es posible, pero se requiere de mucha práctica y conocimientos. Actualmente, se pueden encontrar posibilidades de asistir a un taller de corrección de textos literarios online para mejorar la escritura.

Capítulos ¿Largos o cortos?

Hola futuros Autopublicados

Vamos a intentar abordar el tema de la longitud que debe tener los capítulos de una novela. y de esta manera identificar si se trata de un capitulo largo o corto. Como ya viene siendo costumbre deciros que en la literatura no hay nada encajado dentro de un estándar. Por lo tanto todo lo que expongamos a continuación puede ser no valido para muchos escritos.

En primer lugar decir que por las diferentes comunidades de blogs en las que se ha planteado el tema los lectores suelen preferir casi por unanimidad los capítulos cortos, pero claro, luego en las matizaciones nos podemos perder y observar como hay muchísimos comentarios a los que les cuesta establecer cual es la barrera que divide un capitulo corto de uno largo.

Como decíamos en el anterior articulo sobre la longitud de nuestro libro o novela el estándar para medir las dimensiones en una obra literaria son el numero de palabras utilizadas.

Por esa razón vamos a utilizar el numero de palabras para definir que consideramos un capítulo corto y a que consideramos un capítulo largo.

Hablando de novelas una buena barrera definida es la que establecen las 4000 palabras.

Todo lo que esté por debajo de las 4000 palabras se puede considerar como un capitulo corto. Y todo lo que supere este numero de palabras se puede considerar un capitulo largo.

EscribirGustoLector

Como escritores siempre debemos pensar en nuestros clientes que no son otros que nuestros lectores. Largos capítulos pueden provocar que el lector desconecte. Además de que si trata de una parte de la trama que no le llame la atención lo desenganche completamente de la historia y acabe abandonando nuestro libro.

Por el contrario, un capitulo corto mantiene la atención del lector y le permite dosificarse de manera más adecuada según sus preferencias. Hay que entender que la mayoría de gente lee en cortos periodos de tiempo (cuando va y vuelve de trabajar, antes o después de hacer la cena, etc) .

Por supuesto que no es una norma fija e inamovible. Siempre lo debemos interpretar como una referencia o como una guía a la hora de escribir nuestro primer libro, cuento o novela.

Existen diferentes tipos de condicionantes. Puesto que no es lo mismo escribir un capitulo para una web que no debe de superar las 1000 palabras para que no se haga pesado. Que escribir una capitulo de un ensayo histórico o arqueológico

Desde Autopublicando nos gustaría conocer vuestra opinión. ¿Cual es vuestra preferencia capítulos cortos o largos?

Mi libro en un mapa mental

Cuando empezamos a planificar y a escribir el primer libro, nuestro cerebro actúa como un gran mapa mental que posee muchas funciones y características.

Nuestra mente es capaz de establecer los diferentes nexos o lazos de que unen a nuestros personajes, es capaz de entregarles una personalidad, es capaz de ponerles en una localización y en un tiempo concreto y también es capaz de acordarse de los detalles con los que interactúan.

Pero según nuestra historia avanza y se van añadiendo personajes, situaciones o detalles este mapa mental se hace cada vez más complejo y en ocasiones puede fallar. Si esto ocurre, estaremos perdiendo la coherencia de la historia y lamentablemente también perdiendo al lector .

Por esa razón para escribir nuestro libro es necesario tener un mapa mental físico al que recurrir en caso de duda.

Un típico y tradicional ejemplo de mapa mental que muchos utilizan es una pequeña libreta o cuaderno donde van anotando todos los detalles, los nexos, los dibujos y esquemas de la historia.

Lamentablemente este tipo de cuadernos o agendas presenta en ocasiones ciertas limitaciones, puesto que tenemos que avanzar o retroceder muchas páginas para encontrar la información que se anotó con anterioridad.

Por suerte, a día de hoy existen muchas aplicaciones para poder crear estos mapas mentales con ayuda de nuestro ordenador, tablet o smatphone.

A continuación os dejo un resumen de algunas de las opciones más utilizadas.

BD Diagrams

BD Diagrams para mi la mejor extensión y herramienta que hay ahora mismo en internet. Principalmente destaca por dos características:

  • Es gratis
  • Y permite trabajar desde cualquier ordenador con Chrome

A parte de esto ofrece la posibilidad de guardar los avances tanto en nuestro ordenador, como en Google Drive.

Mindmeister

Mindmeister es una herramienta muy potente que permite crear un mapa mental para nuestro libro de forma fácil e intuitiva. Lo bueno de esta aplicación es que se puede ejecutar desde el navegador web o desde aplicaciones nativas tanto en IOS como en Android. Tiene la posibilidad de crear hasta 3 mapas mentales totalmente gratis. Pero si queremos utilizar todas las características de la aplicación deberemos pagar una cuota mensual.

Coggle.it

Coggle.it A diferencia de las anteriores herramientas, con Coggle.it podrás realizar un mapa mental usando la característica de colaborar con otras personas en tiempo real compartir únicamente el enlace. Además también dispone de un chat integrado que te permite hablar en tiempo real con otros administradores de tu mapa. Sin duda es la opción más aconsejable si vamos a trabajar escribiendo nuestro libro con más personas.

Xmind

Xmind es un programa descargable y ejecutable desde el ordenador. Y ademas permite hacer muchos tipos diferentes de diagramas. Cambien permite la colaboración de todo el equipo. Y exportar los resultados a Office o pdf. Como añadido es capaz de guardar archivos en la nube por lo que lo hace ideal para poder trabajar en remoto.

Estas son algunas de las opciones que conocemos y hemos usado, pero existen muchísimas más con similares características. Por último nos gustaría saber tu opinión. ¿usas mapas mentales para escribir tus libros o novelas? ¿Usas libreta? ¿notas de voz?. Comenta este articulo dejándonos las herramientas que utilizas para realizar el esquema de la obra que quieres escribir.

¿Cuántas palabras tiene un libro?

Empezamos a escribir nuestro primer libro y la primeras preguntas nos vienen a la mente ¿Que longitud o extensión debe tener mi libro? ¿Como puedo medir lo que ya he escrito? ¿Cuántas palabras tiene un libro? ¿Cual es el estándar?

Demasiadas preguntas y también demasiadas respuestas.

Para empezar, es necesario que tengas claro que la longitud de tu libro la debe determinar exclusivamente las palabras que necesites para contar tu historia. Ni más ni menos.

No hay que caer en la tentación de buscar tramas de relleno, descripciones innecesarias o  estilos rebuscados con la finalidad de ganar en extensión. Y la razón es sencilla:

Si el lector se aburre con la historia dejará de leerla.

Por lo tanto escribe sin presiones y sin metas sobre la extensión de tu manuscrito. Cuando acabes de contar tu historia, descubrirás si es necesario agregarle nuevas tramas, nuevos detalles, o por el contrario, aligerar el texto quitando artificios rebuscados o poco funcionales.

Teniendo esto claro y una vez que hayamos acabado de escribir por completo nuestra obra podremos averiguar ante qué tipo de relato nos encontramos. Para ello lo primero que debemos hacer es conocer el número de palabras que forman nuestra obra. Es sin duda el estándar utilizado en la industria porque es el más fidedigno a la hora de establecer la longitud. Por ejemplo la cantidad de formatos de libros y sus tamaños hacen imposible calcular la extensión de tu libro por la cantidad de páginas. Utilizando la misma fuente y tamaño de letra no entran las mismas palabras en un folio DIN-A4 que en la pantalla de un Kindle de Amazon. Además de que existen otros factores que pueden aumentar el numero de paginas como el interlineado o los márgenes 

Se usa el número de palabras escritas como sistema de medida estandar. 

Bien y ahora ¿cómo puedo saber cuantas palabras llevo escritas? Pues si usas alguno de los programas más habituales como es el caso de Word solo debes abrir tu documento y mirar en el margen inferior izquierdo para ver cuántas palabras contiene el documento. Si por algún motivo no puedes visualizar, puedes pulsar el la parte superior sobre la pestaña revisar y a continuación sobre el botón Contar palabras. Con esta acción obtendremos una ventana emergente que nos arrojará todos los datos necesarios.

Una vez que ya tenemos contabilizadas el número de palabras de nuestra obra la podemos encajar en alguna de las siguientes opciones:

  • Microrrelato – Menos de 500 palabras 
  • Cuentos o relatos cortos – Entre 500 y 20.000 palabras
  • Novela Corta – Entre 20.000 y 70.000 palabras
  • Novela – Más de 80.000 palabras 

Como indicamos al principio del artículo esto no es una ley exacta y existen miles de excepciones. Pero quizás sirva como guía para saber la duración estándar de una novela.

Por otra parte, ten en cuenta que la publicación de un libro por un editor es un negocio. Y por esa razón la longitud de la obra puede ser un elemento determinante. Si es demasiada corta puede tener recelos a venderla al precio habitual y perder ganancias. Si es demasiado larga los costes de impresión subirán y también verá reducida las ganancias. Por esta razón es muy habitual que los actuales editores opten por la opción de dividir las novelas en bilogías o trilogías, que consigan atrapar al lector y hacerle pasar por caja en más de una ocasión.

Creo que estos apuntes son suficientes para hacernos una idea de como de determinante es la extensión de una historia y dentro de qué tipo de relato se encuentre. 

Seguiremos investigando y ampliando el artículo aportando nueva información. ¿Estas de acuerdo con estos tramos? ¿Cómo valoras la extensión de tus obras? No dudes en compartir tu experiencia en los comentarios de abajo o en las redes sociales.

Planificando el viaje

Hola viajeros de la autopublicación. ¿Ganas e ilusión por empezar este maravilloso viaje?

Nosotros no podemos aguantar más las ganas y queremos empezar cuanto antes. Pero lo primero, como todo gran viaje, necesitamos hacer una planificación detallada y concienzuda de los objetivos que queremos abordar. Pero no os preocupeis también habrá tiempo para salirnos fuera del mapa y para improvisar nuevas lecciones. Porque, amigos viajeros, la aventura y la incertidumbre también forma parte de la experiencia y es necesaria para aprender y arrojar valor a nuestra mochila de viaje.

La idea es sencilla, distribuiremos nuestro mapa en 4 puntos o destinos clave que nos ayudarán a estructurar correctamente nuestro libro y las acciones a realizar alrededor de él.

Planificación del viaje
  1. ESCRITURA DEL LIBRO
  2. MAQUETACIÓN Y EDICIÓN
  3. DISTRIBUCIÓN
  4. ANÁLISIS DE DATOS 

A continuación describiremos más detalladamente los 4 grandes bloques que formarán  el plan completo para realizar la publicación de nuestro libro.

  1. ESCRITURA DEL LIBRO: La parte fundamental  y la que nos ha traído hasta este punto. La necesidad de contar una historia crece en nosotros y sentimos el deseo de plasmarla en un libro.
  2. MAQUETACIÓN EDICIÓN. Quizás la parte más desconocida y más técnica de todo el proceso. En este bloque abordaremos la maquetación y creación de portadas de una manera exhaustiva.
  3. DISTRIBUCIÓN Expondremos todas las opciones de autopublicación disponibles haciendo especial énfasis en la autopublicación en Amazon KDP y valoraremos los pros y los contras de la distribución de cada una de ellas. Abordaremos el tema de costos y ganancias sin censuras. Y por supuesto, también entraremos con mucho detalle en el marketing que girará entorno a nuestro manuscrito.
  4. ANÁLISIS DE DATOS Es la parte final del viaje y quizás la más relajada, pero no hay que descuidarlo. Haremos una valoración de las ventas y de los beneficios obtenidos. Tras su análisis realizaremos los cambios necesarios en nuestras estrategias y si es necesario volveremos al punto número tres para crear nuevos métodos de distribución válidos.

Con este mapa marcado con 4 grandes destinos podemos comenzar el viaje de escribir nuestro propio libro y autopublicarlo con éxito.