Tipos de narradores – Lo que debes saber para escribir tu libro

Por medio de los narradores se pueden conocer los datos, personajes, opiniones, ambiente, escenarios y emociones en cualquier historia. Por ende, para comprender la forma en la que se puede contar un relato, es realmente importante que identifiques los tipos de narradores que existen.

Los narradores nos ofrecen los textos desde un punto de vista, un tono específico y una perspectiva completa. Esto ocasiona que sean los responsables de la forma en la que interpretamos lo que vemos, leemos y oímos.

En este post te enseñaremos cada uno de los tipos de narradores que existen, sus características y la manera en la que se pueden emplear en cada situación. ¡Comencemos!

¿Qué es un narrador?

Un narrador es la voz que logra describir y relatar un acontecimiento desde su punto de vista, ya sea que esté presente o no.

La figura de un narrador la podemos encontrar en un texto narrativo, en un relato oral o en una secuencia de videos o imágenes. Por tanto, es un recurso importante que tomar en cuenta para elaborar cualquier texto.

Diferencia entre el narrador y el autor

Aunque muchos suelen asociarlos al mismo concepto, el autor o escritor no siempre cumple el papel de narrador dentro de su propia historia.

Por una parte, el autor es la persona que escribe la historia, mientras que el narrador es la voz o persona que nos la transmite. Por ende, es el escritor el que decide qué narrador va a emplear para que nos cuente el relato y de qué manera lo hará.

Tipos de narradores: la importancia que tienen en cualquier historia

Los textos tienen al narrador como un recurso imprescindible para la evolución de una historia o acontecimiento. Por ello, escoger el tipo de narrador es una de las primeras decisiones que toma el autor para poder contar su historia.

Esta elección será la que le otorgará un carácter único a la obra literaria que el escritor tiene en mente.

Según el punto de vista que se desee expresar, la información que se tenga y su participación en la trama, se emplea un tipo de narrador específico. por ende, es esencial que conozcas cuántos y cuáles son los tipos de narradores que se usan para una obra.

¿Cuáles son los tipos de narradores?

Como es de esperar, existen muchos tipos de narradores y clasificaciones. Sin embargo, se pueden dividir siguiendo la persona verbal en la que se cuenta la historia.

En este sentido, podemos encontrarnos narradores en primera persona (yo), segunda persona (tu) o tercera persona (el). Para entender mejor esto, veamos en qué consiste cada uno:

Narrador en primera persona

Este es uno de los narradores más usados en los libros y obras literarias, ya que suele ser uno de los personajes principales de la historia. Su principal característica es el de contar todo lo que sucede desde su propio punto de vista, por lo que nos describe todo lo que pasa a través de sus ojos.

Por medio de este personaje ocurre toda la acción, ya que suele ser el centro de atención. Por tanto, este tipo de narrador ofrece la oportunidad de crear un vínculo con él para poder vivir mejor la historia.

Tipos de narradores en primera persona

Narrador protagonista

Este narrador corresponde concretamente al protagonista de la historia, el cual nos presentará los hechos de forma subjetiva, contando solo lo que ve, siente y piensa. Dado esto, nosotros como lectores sólo podemos acceder a sus pensamientos, sin poder conocer los de los demás personajes a detalle.

Ventajas del narrador protagonista
  • Permite que el lector tenga mayor empatía con él, ya que facilita la comprensión de sus sentimientos y motivaciones.
  • Otorga credibilidad al relato, ya que este se siente como una confesión que se le hace al lector.
Desventajas narrador protagonista
  • No permite que el lector conozca más allá de lo que el protagonista describe, por lo que no existe plena objetividad con la historia.
  • El lenguaje que se usa se ve limitado por el personaje que lo representa, por lo que influye su edad, clase social, procedencia, etc. Por ello, se utilizan términos y palabras propias de un joven, adulto, anciano, rico o con pocos recursos según sea el caso.
Narrador testigo

Este, de manera similar al primer tipo de narrador en primera persona, corresponde al punto de vista de un personaje de la historia, solo que este no es el protagonista.

Un narrador testigo nos cuenta la obra limitándose a lo que ve, piensa y siente. Por esto no nos aporta gran información sobre los otros personajes, ni siquiera del personaje principal.

Ventajas del narrador testigo
  • Ofrece credibilidad al relato ya que nos cuenta de primera mano lo que ha vivido.
Desventajas del narrador testigo
  • Como en el caso del narrador protagonista, el lenguaje usado por este narrador se ve delimitado por el personaje que representa. Por ende, el modo en el que cuente la historia tendrá cierto argot específico.

Este no es un tipo de narrador muy conocido en primera persona, pero se diferencia de los anteriores porque no transmite una historia como tal a sus lectores. En cambio, dirigen el relato a ellos mismos, creando así un monólogo interior.

La manera de diferenciar a este tipo es que no nos ofrece relatos precisamente, sino más bien unos recuerdos, reflexiones o la manifestación de una emoción propia.

Narrador en segunda persona

Dentro de los tipos de narradores, los de segunda persona son los menos empleados en la literatura. Esto se debe a que representa cierta dificultad el poder utilizar esta voz para redactar un relato.

En sí, este narrador se caracteriza porque se dirige a nosotros directamente usando el “tu”, “usted” o “ustedes”. Además, suele usarse solo en pequeños fragmentos de una obra y no durante toda la historia, siempre con un verbo presente.

Ventaja del narrador en segunda persona

  • Crea cierta complicidad con el lector ya que lo involucra de manera directa con el relato.

Desventaja del narrador en segunda persona

  • Si se usa durante toda la historia sería forzado y no recomendado, ya que no permite acceder a alguna escena donde no haya narrador o personajes.

Narradores en tercera persona

Este último se caracteriza por relatar la historia desde afuera, por lo que no participa activamente el relato o, en efecto, lo hace con una influencia mínima. En otras palabras, narran el relato desde un punto de vista exterior a todo lo que sucede en la trama.

Tipos de narradores en tercera persona

Narrador omnisciente

Este es uno de los narradores más utilizados en la literatura ya que, siendo ajeno a la historia, conoce todo acerca de ella.

En general, este narrador es la figura que todo lo sabe, habla en tercera persona y no representa algún papel dentro de la historia. Asimismo, es alguien que todo lo ve, incluso lo que pasa en lugares diferentes, sin importar si es parte del pasado o del futuro.

Además de esto, este narrador conoce todo lo que los personajes sienten y piensan, por lo que su conocimiento de los acontecimientos es absoluto.

Ventajas del narrador omnisciente
  • Ofrece un control total de la información al autor, por lo que puede ajustarla a su preferencia.
  • Permite que los lectores creen mayor empatía con los personajes ya que los describe a la perfección, incluyendo la motivación que los hace actuar.
  • Consigue que el lector sepa todo lo que sucede de manera objetiva, ya que no lo está narrando desde la perspectiva propia.
  • Se expresa en un lenguaje neutro, sin que haya limitaciones por parte de los personajes ya que no forma parte la historia y mucho menos la protagoniza.
Desventaja del narrador omnisciente
  • El grado de proximidad y empatía entre el lector y los personajes no será tan elevado.
Narrador equisciente

A diferencia del anterior, este narrador puede saber sobre los sentimientos y pensamientos, pero solo de un solo personaje, comúnmente el protagonista de la historia. La visión de los narradores equiscientes es más limitada, ya que desconocen datos generalizados de otras partes del relato.

En sí, los narradores equiscientes son capaces de desarrollar una historia de manera progresiva, tomando siempre como referencia a un personaje en específico.

Narrador testigo

Este tipo de narrador ya lo vimos en primera persona, ahora lo encontramos narrando en tercera persona contando lo ocurrido. Esto desde un punto de vista concreto, con pocas referencias de sí mismo.

De hecho, este narrador puede o no integrarse a la acción, presentándola desde afuera para poder relatar los acontecimientos sin emitir juicio alguno.

Tipos de narradores testigo

Según la manera en que este narrador nos informe la situación, podemos dividirlos en 3 tipos:

  • Narrador presencial: se usa para contar un suceso que se presenció en el pasado.
  • Testigo impersonal: se puede comparar con una cámara de cine, ya que se limita a describir lo que está pasando por lo suele aparecer en tiempo presente.
  • Narrador informante: este presenta los hechos a modo de informe, como si se tratase de un documento legal.
Narrador observador

Por último, tenemos a este tipo de narrador, el cual relata la historia de manera objetiva, sin opinar sobre lo que está pasando.

Sin embargo, no conoce todo como el omnisciente, ya que solo puede contar lo que se puede percibir con los sentidos. En consecuencia, no menciona pensamientos, intenciones o sentimientos de los personajes.

Tipos de narradores: ¿Cuáles puedo usar para escribir un libro?

En general, esto dependerá del tipo de libro que deseas escribir, ya que de esto dependerá el tipo de narrador que necesites usar.

Esto se debe a que los narradores deben adaptarse a las características, limitaciones y necesidades que tiene tu libro. Por ello, lo más recomendable es que definas los personajes y, en caso de ser necesario, uses más de un narrador en tu historia. 

Aspectos que debes tener en cuenta sobre los tipos de narradores

Después de conocer las características que ofrece cada narrador, puedes comenzar a idear, crear y organizar tu libro. Sin embargo, es importante que primero consideres estos factores sobre los tipos de narradores:

  • Evalúa las diferentes opciones de narradores que existen ya que dependiendo de tu elección deberás emplear un tiempo u otro. Por ejemplo, si deseas escribir en pasado, lo mejor será narrar tu historia en primera persona, ya que de otra forma podrás confundir al lector.
  • Debes decidir si quieres atar al lector a la visión de un solo personaje o si tu relato necesita ser contada de forma más objetiva e imparcial.
  • No te debes confundir a ti mismo con el narrador, ya que solo eres el autor. Por ende, debes considerar que el narrador debe ser un ser ficticio creado por ti, con voz para contar, juzgar y opinar sin que todo pierda credibilidad.

Con todo lo antes expuesto podrás definir mejor lo que necesitas para escribir un libro ya que te permitirá corregir tu obra, algo que nadie más podrá hacer posteriormente.

Conclusión

Como puedes ver, el narrador omnisciente no es la única opción que existe para narrar una novela. Por el contrario, hay diferentes tipos de narradores que puedes escoger según tus necesidades.

La elección de un narrador es importante para que una obra literaria consiga funcionar, ya que evidenciará tus habilidades como autor y el uso de recursos literarios. No dudes en usar alguno de estos tipos de narradores para comunicar tus ideas al mundo, solo explora tu imaginación y comienza a relatar tu historia al mundo.