¿Cómo escribir rápido? | Aprende aquí

Si eres escritor sabrás de antemano lo estresante que es no poder terminar un texto en el tiempo estimado. Esto suele ser un problema muy frecuente de muchos escritores, y una forma de contrarrestarlo es aprendiendo a escribir rápido.

La ventaja principal de tener una escritura rápida es que te permite ahorrar tiempo, que puedes aprovechar en otros proyectos. Además, con ella se puede aumentar la creatividad y mejorar la redacción de contenido. 

Si quieres escribir sin preocuparte por el tiempo, entonces toma nota porque en este artículo te explicaré cómo desarrollar una escritura rápida

Al finalizar, te dejaré un ejercicio con el que podrás estimular tu creatividad y evitar bloqueos que pausen la evolución de tus textos. De esta manera, serás capaz de redactar escritos de más de 1000 palabras en tan solo una hora.

Para escribir rápido estudia las características del texto

Antes de comenzar a redactar debes comprender el tema que vas a tratar. Por ello, es muy importante que realices una investigación previa para desarrollar mejor el contenido del texto.

En este punto el internet será tu mejor amigo, puesto que debes buscar varios artículos, definiciones y opiniones sobre el tema. Toda esa información tienes que leerla, comprenderla y guardarla en caso de necesitarla mientras redactas el texto. 

Luego de haber estudiado el tema, debes pensar a qué público vas a dirigirte. Ten en cuenta que estás redactando para niños, jóvenes o adultos. Por lo tanto, debes pensar a quién quieres llegar y de qué manera esperas que interpreten tu texto.

Por último, tienes que pensar en el objetivo del texto: ¿Por qué quieres escribirles? ¿Qué intentas comunicarles? Con los objetivos claros no perderás el enfoque al redactar un escrito. Como consejo, puedes anotar tus objetivos en una hoja y tenla a la mano cuando estés escribiendo.

Ordena tus ideas armando la estructura del texto

Después de estudiarte el tema es momento de pensar en el orden con el que vas a desarrollar las ideas. Por lo tanto, debes realizar un sistema que te permita estructurar los puntos a tratar de forma adecuada.

Una estructura común es la siguiente: título > introducción > cuerpo o desarrollo > conclusión o reflexión.

Siguiendo este sistema, puedes comenzar escribiendo un título provisional (que cambiarás al finalizar por uno más atractivo). Posteriormente, escribirás cada uno de los subtítulos que quieres desarrollar, haciendo apuntes sobre los temas a tratar en ellos.

Si quieres redactar un libro, en lugar de realizar subtítulos, vas a escribir nombres provisionales de los capítulos. Estos pueden ser utilizados como guía de la historia; pero si observas que la trama va en otra dirección, no dudes en cambiar la estructura.

Comienza a escribir rápido el contenido sin interrupciones

Si ya tienes el tema claro, los objetivos y la estructura del escrito, ahora comienza la parte divertida: escribir el texto. 

Empezarás redactando solo el cuerpo del texto, olvídate por un momento de la introducción y la conclusión, ya que ambas te tomarán más tiempo. Por ello, las dejarás para el final.

Para empezar a escribir rápido debes aplicar los siguientes trucos que te permitirán redactar sin perder el enfoque:

1- Establece límites

Más de una vez habrás terminado un trabajo a última hora por la presión del tiempo. De igual forma, esta presión puedes aplicarla al momento de escribir un texto. Asimismo, puedes proponerte como meta realizar un número determinado de palabras para cierta cantidad de tiempo. Un ejemplo de ello podría ser: realizar 200 palabras por cada 15 minutos. 

Si cumples con el objetivo, vas a aumentar la cantidad de palabras para la próxima serie. De esta manera, te motivas por cumplir la meta propuesta y aumentas tus habilidades de escritura rápida.

2- Evita las distracciones

Olvídate de tu celular, la televisión, el internet y todo tu entorno. Debes buscar un lugar que te mantenga enfocado en el texto, donde puedas escribir lo que leíste sin perder la idea por culpa de una distracción. Concéntrate en el texto hasta que hayas escrito todo lo que necesitabas.

3- No hagas pausas por correcciones

Las correcciones déjalas para el final, si puedes bloquear los correctores o los diccionarios del programa será mucho mejor. Evita que el más mínimo error te corte la inspiración. No importa que tu texto esté escrito de manera desordenada o que tengas errores ortográficos, solo deja que la creatividad fluya.

Mujer escribiendo a mano en un libro

Después de terminar de escribir rápido comienza a pulir el texto

Al terminar de escribir el cuerpo del texto, seguro pensarás que es un desastre de ortografía y gramática. En realidad, puede que así sea, pero no significa que hayas hecho un mal trabajo. Entiende que ningún boceto es perfecto, ya que todos están hechos con el fin de arreglarlos y mejorarlos. 

Para finalizar el texto correctamente solo debes realizar los siguientes pasos:

1- Realiza todas las correcciones

La parte más complicada de escribir un texto ya está hecha, por lo tanto, solo debes de corregir los detalles que omitiste durante la escritura.

Debes ordenar el cuerpo del texto, cambiar las frases mal empleadas, utilizar sinónimos y establecer prioridades en el contenido. Asimismo, tienes que ordenar las ideas desde lo más importante y general, hasta los temas secundarios y específicos.

2- Finaliza con la introducción y la conclusión

Luego de tener toda la información ordenada, ya puedes finalizar el texto escribiendo su introducción y conclusión. Lo más probable es que, después de haber escrito todo su contenido, ya tengas una idea de cómo iniciar y terminar la lectura.

Aplica estos trucos para escribir rápido en otros proyectos

Todo es cuestión de práctica y con el tiempo, si aplicas estas técnicas a menudo, podrás observar cómo te vuelves más ágil escribiendo un texto.

Por otra parte, te recomiendo que siempre cuentes el tiempo de escritura con un reloj y, de esta forma, puedes establecer metas para próximos escritos.

Ejercicios diarios para aprender a escribir rápido 

Al inicio del artículo prometí que te daría un ejercicio para ayudarte a escribir más rápido e incentivar tu creatividad.

El ejercicio consiste en realizar un escrito durante 20 o 30 minutos, sobre cualquier tema que quieras. Durante ese tiempo tendrás que escribir sin detenerte, por esta razón, debes realizarlo en un lugar cómodo sin que nadie te moleste. 

Esta práctica debes realizarla por al menos 21 días para que se pueda convertir en un hábito. De esta manera, sin darte cuenta serás más creativo y al mismo tiempo mejorarás la agilidad con la que escribes. 

Otros enlaces de interés:

Deja una respuesta