Cómo maquetar tu libro y dejarlo listo para la imprenta

Una buena maquetación habla sobre el trabajo que hay detrás de cada libro. Pero ¿Qué es maquetar?

Es la primera vez que hablamos sobre la maquetación en Autopublicando, y a parte de ofrecer en la web un directorio con servicios profesionales que puedan ayudarte si no dispones de tiempo o conocimientos , nos parecía oportuno hablar sobre como maquetar el texto de tu libro para cumplir con los estándares formales que reinan en la industria en este año. Si estás en la misión de maquetar tu libro para mandarlo a la imprenta y no te queda más remedio que hacerlo por tu propia cuenta, desde autopublicando intentaremos explicarte todos los entresijos que envuelven la edición del texto, para que por lo menos puedas presentar tu obra con unos mínimos de calidad aceptables por editores y lectores.

Si tienes los recursos necesarios desde Autopublicando te aconsejamos que delegues esta tarea en un profesional. A posteriori sabrás valorar el tiempo que ganas y la calidad que suma a tu proyecto. Pero si tus recursos son limitados, te dejamos una serie de consejos para que pyuedas editar y maquetar por ti mismo tu libro.

Antes de todo debes saber que no todos los libros se maquetan de la misma forma. Un cuento o un libro sobre inversión en bolsa tienen características que están en las antípodas tanto en contenido como en maquinación.

Creo que la mejor manera de empezar a maquetar es explicarte como se realiza este proceso en cuentos, relatos, novelas cortas y novelas estándar.

Este tutorial y estas indicaciones están pensadas para principiantes que se quieran adentrar en el mundo de la autopublicación y quieran establecer las bases para futuros proyectos. Por el contrario si eres un profesional del sector o un escritor consagrado aquí solo perderás el tiempo porque no hay conocimientos nuevos que puedas agregar.

La finalidad de este articulo es la formación de una persona que no es profesional y que solo dispone de la herramienta de edición de textos más famosa del mundo (Word).

Microsoft Word (Incluido en el actual Office 365) es el programa más utilizado por todo el mundo a nivel usuario. Es un software muy completo y con multitud de opciones que permiten trabajar de manera fácil, sencilla e intuitiva. Aunque realmente no esta pensado ni es utilizado por el sector para maquetar los textos literarios.

Maquetar con Word Office 365

Peroo si nos permiten crear y organizar nuestros textos de una manera clara sencilla y que cumpla con los estándares de las imprentas.

Existe software mucho más especifico y utilizado por los profesionales del sector. Algunos ejemplos son Indesign, Quarkxpress o Freehand. En próximos tutoriales abordaremos ligeramente alguno de estos otros programas para realizar unas nociones básicas de su utilización. Pero de momento centrémonos en

Dar formato a nuestro libro o novela

Si has llegado hasta esta página es muy probable que ya tengas todo tu texto escrito y estés en la parte final del trabajo. Si es así hay que hacer grandes cambios que van a desbarajustar tu maquetación involuntaria. Puesto que seguramente todo tu libro este escrito sobre una pagina A4 con grandes margenes, alguna que otra sangría y titulos de un tamaño considerable.

¿Qué cómo lo sabemos? Es sencillo, habrás utilizado las configuración por defecto del software Microsoft Word que está más pensada para trabajos escolares, informes laborales y cualquier otro tipo de texto menos formal.

Antes de nada, debes hacerte una idea de que tamaño va a tener tu novela. Y no nos referimos al ancho si no al tamaño que va a tener el frontal. Aunque la longitud del texto influye directamente en el tamaño seleccionado. Porque si tienes un libro de 1000 paginas no puedes elegir un tamaño pequeño porque el libro físicamente perdería toda la operatividad y posiblemente forzaría a que acabara rompiéndose pese a tener una buena edición.

Lo estándar para novelas cortas o novelas es utilizar el tamaño de una hoja A5, es decir un tamaño de 15 centímetros x centímetros

Si deseas crear una edición de bolsillo debes utilizar un tamaño más pequeño, por ejemplo de 12 centímetros x 18 centímetros.

Una vez tengas claro cual es el tamaño que quieres dar a tu propio libro o novela autopublicadda, debes abrir o ejecutar el programa Word y pulsar en la parte superior sobre la pestaña “Disposición” y allí pulsar sobre el botón “Tamaño” y establecer las medidas elegidas. Desde este ejemplo de Autopublicando vamos a elegir como ejemplo de maquetación el tamaño A5 14,8 cm ×21 cm.

Maquetar tamaño hoja

Es necesario que a la hora de escribir tu texto literario lo hagas consciente en el formato que piensas imprimirlo, si no, al hacerlo en otro tamaño diferente el numero de paginas se puede disparar o acortar exponencialmente.

Si tienes una novela con muchas páginas es interesante apostar por el formato 14,8 cm × 21 cm para cubrir con texto la mayor parte del papel y así disminuir en lo posible el coste de la impresión. Y es que a estas alturas sabrás que un libro que quieras imprimir no cuesta lo mismo si tiene 200 hojas o 400 hojas. Sin duda, el tamaño, tal y como hablamos en el articulo sobre cuántas palabras debe tener un libro o novela, puede hacer que veamos reducido nuestro margen de beneficio por cada venta.

Como anotación, indicarte que nunca debes bajar el tamaño de la fuente o de los margenes para reducir el numero de páginas. El texto debe ser claro y legible para el leector.

Ahora que ya has decidido el tamño del frontal que va a tener tu novela o texto literario, deberás empezar a maquetarlo.

¿Qué es maquetar un libro?

Segun la RAE maquetar es hacer la maqueta de una publicación que se va a imprimir. Aunque ampliando el significado una maqueta es estructurar, mover y presentar correctamente el texto en papel para una impresión legible y correcta.

¿Y si quiero incluir fotografías o ilustraciones en la novela?

Si tu texto literario debe incluir dibujos, fotos o simplemente gráficos con datos debes tener clara varios aspectos

En primer lugar las fotos, dibujos o gráficos deben de poseer una alta resolución. Como mínimo 200 ppp (píxeles por pulgada), pero en la industria lo estándar es 300 ppp. Es fundamental tener las imágenes con esta resolución para evitar que se produzcan efectos como desenfoque o pixelaciones de la imagen.

En segundo lugar debes asegurarte que las imágenes utilizan el modo de color CMYK (en Photoshop por ejemplo se ajusta en Imagen, Modo, Color CMYK ) El estándar en internet es el modo RGB pero este modo de imagen está pensado para mostrar los colores en pantalla y no en una impresión fisica como va a ser nuestro caso

CMYK Photoshop

En tercer lugar la ubicación y el tamaño de la imagen pueden causar serios problemas a la hora de cubicarlos correctamente.

Si la imagen va a ir a página completa hasta el borde de corte, tendrás que otorgarle al menos unos milímetros más de sobre los limites del tamaño elegido. Porque luego al realizar los cortes automaticos quede la pagina completamente ocupada por la imagen y no aparezcan margenes al redor que puedan causar un efecto negativo o que den la sensación de que la imagen está torcida.

Sin duda estos consejos son básicos para poder operar con imágenes en tu libro, te recomendamos que expandas tus conocimientos sobre la impresión de imágenes en imprenta antes de lanzarte por tu cuenta. O tal y como decíamos al principio del texto decantarte por un servicio profesional de maquetación que haga el trabajo por ti.

Los Márgenes del texto

Dependiendo del tipo de edición los libros o manuscritos van pegados, grapados o cosidos por uno de los laterales . Dependiendo de si la página donde está tu texto está situada a un lado o a otro, el margen pegado será diferente al del extremo contrario.

Es decir aquel lado que va cosido o pegado debe tener algo más de margen, puesto que la apertura de las hojas dificultará la lectura de todas las palabras pegadas al interior- La opción aconsejable en Word es aquella que se denomina márgenes simétricos. Lo puedes configurar pulsando sobre “Margenes“, después sobre “Margenes personalizados...” y por ultimo seleccionar las opciones que se muestran en la siguiente pantalla.

margenes Maquetar

Esta opción nos facilitará enormemente el trabajo porque los márgenes de cada pagina par e impar serán diferentes porque el sistema detectará automáticamente en que lado se va a encontrar el sistema de encuadernación e nuestro libro o novela.

Las páginas pares están en el lado izquierdo del lector, y las páginas impares están a la derecha. Por lo tanto, el margen externo será un número par a la izquierda, un número impar a la derecha y el límite interno será lo opuesto.

Cuando indicamos que los márgenes deben ser simétricos, indicamos que los márgenes de las páginas pares reflejarán los márgenes de las páginas impares.

Para aprovechar al máximo el papel, deje un margen externo de aproximadamente 18 mm en el papel y un margen interno de aproximadamente 21 mm en el papel. De esta manera, el libro se puede pegar o coser en un espacio en blanco de aproximadamente 3 mm, y se puede ver correctamente, y el texto no parece hundirse en la unión de las dos hojas.

Por ultimo es necesario establecer los márgenes de la parte superior y de la parte inferior. Esta configuración varía en función del autor y permite un poco de mano ancha para establecerse. Desde autopublicando recomendamos que siempre haya más espacio en la parte inferior que en la superior. La razón es sencilla, a la hora de la lectura normalmente el lector agarra el manuscrito por la parte inferior y su mano actúa como un elemento más del libro.

¿Qué son las páginas de cortesía en un libro o novela?

Cuando empiezas a leer cualquier libro descubres que según lo abres no encuentras la lectura. Normalmente se reservan unas cuantas hojas del libro para poner el titulo y autor, datos sobre el copyright, dedicatorias, agradecimientos o incluso prólogos escritos por otro autor. Todos estos textos están envueltos entre algunas paginas totalmente en blanco.

A continuación te dejamos un posible esquema que puede tener tu libro enfocándonos únicamente en las páginas o hojas de cortesía.

  • Al inicio del libro debemos dejar las dos primeras hojas completamente vacías . Pues estas hojas normalmente se utilizan para la unión del cartón de la portada con el papel del resto del libro.
  • A continuación, en la tercera hoja, utilizaremos para poner el titulo de nuestro texto literario junto con el nombre del autor o de los autores.
  • La siguiente hoja o página, incluiremos todos los datos legales del libro entre los que destaca poner el numero de ISBN, cualquier dato de la editorial, la imprenta o empresa encargada de la impresión, la fecha de publicación , registro de la propiedad intelectual, etc. Al tratarse de información técnica el tamaño de la letra y la ubicación dentro de la pagina puede estar supeditado a una posición irrelevante, por ejemplo en el lado inferior derecho o izquierdo de la página.
  • Cuando lleguemos a la página numero 5 podemos recrearnos en colocar nuestro titulo utilizando todo los elementos estéticos que necesitemos. Lo ideal sería que este titulo se pareciera mucho al que figura en la portada exterior de la novela.
  • De nuevo la página siguiente (correspondiente al numero 6) la dejaremos completamente en blanco.
  • La página número siete la utilizaremos para colocar una cita que sirva de inspiración, una dedicatoria, o cualquier elemento necesario para ambientar al lector.
  • De nuevo la página ocho la dejaremos completamente vacía.
  • Si nuestro libro es de una temática técnica o academica quizás puedas utilizar la página nueve para ubicar el índice. Si es un texto de ficción la mejor opción es dejarlo para la parte final del ejemplar.
  • Por ultimo en la hoja numero 11 podremos empezar con el prólogo o directamente con el texto literario . Ahora sí, aquí empieza nuestro libro.

Como te hemos comentado durante todo este articulo todo las pautas que te facilitamos son meramente orientativas y enfocadas en el estándar editorial. Cualquier variación que consideres oportuna puede ser completamente valida. Como consejo nunca cierres puertas en cuanto a la edición y maquetación.

Como nota importante es remarcable decir que estas páginas no van numeradas. (No llevan marcado el numero en la parte inferior de la hoja)

¿Usar? o ¿no usar un encabezado en cada página?

Ser discreto y tener unas lineas elegantes debe de ser tu primera misión. Por esa razón, debes tener en cuenta que cualquier elemento estético que agregues a tu libro puede producir un efecto contrario al deseado. A la hora de agregar un encabezado debes valorar la comodidad visual del lector.

Cuando coloque un encabezado dentro de tu obra asegurarte de que el encabezado de la paginas pares es diferente a las de las impares. Pero sobre todo intenta que el encabezado sea simétrico, es decir que las dos páginas se vean como una única página.

Existen todo tipo de encabezados, algunos contienen información sobre el capitulo o titulo de la obra. Otros en cambio son meramente estéticos.

encabezamiento Maquetar

En el caso de las novelas, no es aconsejable el uso de encabezados. Pero si estás ante un libro técnico o académico, quizás si es práctico incluir un encabezado con información del capitulo. Puesto que normalmente estos libros son utilizados como libros de consulta y hay que facilitar que el lector salte entre capítulos de manera cómoda y fácil.

El encabezado siempre tiene que ir colocado en el margen superior sobre el texto. El tamaño de la fuente que utilices para el encabezado debe de ser diferente en tamaño, color y forma al del resto del texto.

Pies de página (Obligatorios)

Hoy en día se ven gran cantidad de libros que pese a ser ficción tienen palabras o tecnicismos desconocidos para la gran audiencia. En estos casos es necesario tener pies de pagina donde nos expliquen aquellas palabras que pueden ser de dificil entendimiento para el lector. Pero cuidad, porque si son pocas palabras las que hay en la obra, quizás sea más conveniente hacer un glosario que agregar al final del libro.

pie de pagina Maquetar

Cualquier nota al pie siempre siempre debe diferenciarse en tamaño, y sobre todo separarla del resto del texto. Las referencias que incluyas en el pie de página deben ir en la misma hoja en la que figura la referencia. Esta es una regla obligatoria al maquetar.

Titulo para capítulos

Existen diferentes opciones para plasmar los títulos de los capítulos de nuestra obra literaria a la hora de maquetar. Podemos optar por poner El numero del capitulo con números romanos, el titulo del capitulo variando la fuente y tamaño diferente O incluso optar por dejar completamente vacío esta parte (Aunque es muy poco aconsejable). También podemos optar por las diferentes combinaciones posibles

Tu obra debe ser tu guía, y como tal el diseño y maquetación se debe adaptar a ella. Por lo tanto, céntrate en lo que la obra sugiere y acepta o busca solución a cualquier planteamiento estético que te propongas

En las novelas o escritos de ficción lo habitual es comenzar los capítulos en la pagina derecha. O lo que es lo mismo, empezar siempre en la página con numero impar. Aunque para lograr esto tengamos que sacrificar y dejar una página completamente vacía. Como siempre esto es una norma que se aplica de manera general al maquetar, en otro tipo de escritos se usa y se tolera que los capítulos comiencen en la página par.

El mejor consejo que te podemos ofrecer desde Autopublicando es que ojees algunos de los libros que tengas a mano, e intentes imitar a los profesionales que los han editado. Con este sistema conseguirás ser completamente fiel a los estándares del sector profesional y aprender a maquetar de una manera más eficiente.

Fuente de texto o Tipografía

Quizás hayas cometido el error de acceder a una de las innumerables paginas web que ofrecen fuentes de texto. Pero no debes usar ninguna de ellas si no se asegura que el texto queda legible y no cansa la vista del lector. Ten en cuenta que el tipo de letra o fuente nos acompañara durante toda la lectura. Por lo que siempre debes tener claro que tu opción esté basada en la comodidad del lector y no en la tuya personal,

Las más recomendables para maquetar son las estándar de la industria y que se denominan serif (no todas). Estas fuentes poseen un pequeño apéndice al final que permite enlazarla con la siguiente letra o palabra y generan una sensación de continuación en el lector.

Maquetar tipografia

Pero también debemos apuntar otras características que influyen directamente en la lectura.

Uno de estas características es el denominado interlineado o distancia entre las lineas. Una separación muy pequeña podría ocasionar que el lector al saltar de linea se pierda. Y una demasiado grande puede jugar en contra del aspecto estético del conjunto del texto.

Otra característica es el denominado tracking o separación entre caracteres. Un tracking de valor reducido puede propiciar que las letras se mezclen y dificulten la lectura. Un tamaño demasiado amplio también ofrece problemas en la lectura porque el lector puede tener problemas para diferenciar entre la separación de letras dentro de una palabra y entre el espacio de dos palabras

Como decíamos anteriormente, a la hora de maquetar debes tener en cuenta que las tipografías o fuentes utilizadas en el ordenador son completamente diferentes a las usadas en la impresión. No es lo mismo una pantalla de luz que una hoja rugosa de papel.

La fuente más extendida para la impresión es la denominada Times New Roman, aunque existen otros tipos de fuentes que también son validos. Como por ejemplo Adobe Caslon Pro, Adobe Warnock Pro o Adobe Garamond Pro.

Desde Autopublicando te sugerimos que realices diferentes pruebas con los diferentes tipos de letras, con su tamaño y con las características de su interlineado y tracking. Después para asegurarte te recomendamos que imprimas algunas hojas de prueba en la impresora para comprobar el resultado físico final.

Páginas numeradas

Como decíamos anteriormente, cuando hablábamos sobre las paginas de cortesía, estas no llevaban numero de hoja. Pero si deben ser tomadas en cuenta para colocar el primer numero allí donde empiece el texto. Por lo tanto si nuestro texto comienza en la pagina 11 debemos colocar impreso el numero 11. Todas las paginas anteriores no deberán llevar el numero impreso, pero si se contabilizaran a la hora de maquetar.

Maquetar numero de pagina

Esto ocurre también si se deben dejar alguna pagina en blanco para que los capítulos comiencen en las paginas impares. estas hojas no llevan numero impreso pero si contabilizan para el computo total de paginas. Es un detalle únicamente estético pero de obligado cumplimiento.

Justificación del texto o alineación

Para maquetar tal y como hemos comentado existe una norma general normalizada . Y uno de los elementos más importantes es la de la alineación del texto para que quede justificado. Es decir que las palabras de principio y final de cada reglón queden alineadas con las de la siguiente linea. Con esto logramos un texto legible y bonito, y por otra parte se evitan los denominados dientes de sierra que son más habituales de las paginas web o sistemas electrónicos.

Al pulsar sobre el botón de justificar Word realizara un alargamiento de cada renglón para que no se produzcan espacios al final de cada uno de ellos.

justificar

Ahora siempre surge otro problema, y es que en ocasiones el estiramiento de los reglones es excesivo provocando que se produzcan separaciones muy amplias que comparadas con los reglones cercanos destacan.

Para solucionar este problema se puede y debe optar por la utilización de un guión (-) para cortar la ultima palabra y retomarla en el siguiente renglón.

Una buena maquetación o maquetar bien contempla todos estos aspectos y los pule hasta que quedan perfectos. Realizarlo de manera correcta es síntoma de mimo y dedicación hacia tu propia obra literaria.

¡Todo listo! ¿o no?

¿Ya has terminado de maquetar tu novela ? ¡Esta lista para autopublicar! Pero… ¿cómo lo envías a la imprenta?

La regla sagrada de cualquiera que trabaje con archivos de texto es que jamás se envían en formato Word.

A parte de evitar que pueda ser copiado con otros fines. La idea es evitar que nuestro texto o maquetación sufra cualquier modificación accidental. Nos referimos a modificaciones en contenido del texto o en la maquetación.

Es momento de elegir el formato para enviar a la imprenta

Debemos enviar un único archivo que contenga toda la obra. Será nuestro archivo final o versión 1.0. Es posible que pese a realizar una corrección exhaustiva y maquetar como un profesional se cuele algún error o fallo que podrá ser subsanado en futuras ediciones.

Antes era necesario algún programa para poder convertir tu archivo Word a pdf. Ahora solo necesitas pulsar sobre “Archivo” en la parte superior izquierda de Word. Posteriormente en “Guardar como”, y elegir la opción de “Examinar”. Después justo debajo de la casilla donde elegimos el nombre del archivo nos aparecerá una lista desplegable denominada “Tipo” en la que podremos elegir PDF.

guardar como

Esta opción nos permite agregar información Sobre el Autor o alguna etiqueta. Eso sí, debemos asegurarnos que esta marcada la opción “Estándar (publicación en linea e impresión)” para obtener la máxima calidad.

pdf

La imprenta y las opciones que nos ofrecen

Hoy en día, el precio por unidad variará sobre todo por el volumen de ejemplares a imprimir. A más libros menos coste.

Pero hay otros elementos que influyen directamente en el precio por unidad.

Libro a color o libro en Blanco y negro: Un libro a color y con fotografías encarece demasiado el precio final del ejemplar.

Existen posibilidades si quieres implementar ambas opciones. En ocasiones habrás visto libros que tienen todas las fotografías condensadas en la parte central del mismo. esto es porque se realizan mediante dos procesos diferentes y en el momento de la encuadernación se unen para crear un solo ejemplar. Aun así aunque el precio disminuirá considerablemente la mejor opción es usar únicamente textos en blanco y negro.

Otro elemento que puede abaratar o encarecer el libro es el gramaje y el tipo de papel utilizado para la impresión

imprenta

En las novelas el estándar es el papel ahuesado con un gramaje aproximado de 80/90 gr por hoja

En caso de usar fotografías es necesario utilizar otro tipo de papel en el que se adhiera mejor la tinta. La mejor solución es que hables directamente con la imprenta y te aconsejen cual e tu mejor opción y si es económica, porque normalmente no van de la mano.

Aunque el tema que nos ocupa no habla sobre el diseño de portadas y contraportadas, se debe tener en cuenta la portada a la hora de mandar un ejemplar a impresión. Podremos elegir entre tapa dura o blanda. elegir entre a todo color o dos colores. Con sobrecubierta o si ella. Cada opción tiene unos costes que debemos calcular si queremos que nuestra novela autopublicada sea rentable.

Son demasiados puntos a tener en cuenta, y solo estamos acariciando la superficie. Pero desde Autopublicando vemos necesario que todo escritor independiente valore y conozca todas las opciones de edición que existen actualmente en el mercado.

¿Eres un autopublicado? ¿Has terminado de maquetar tu propia novela? Si es así cuéntanos tu experiencia y aporta todo aquello que no hemos mencionado en el articulo.

Deja una respuesta